Sigueme por correo electrónico

lunes, 1 de mayo de 2017

E-MOTION

Etimológicamente EMOCIÓN viene de 2 palabras latinas: IN MOTION, es decir EN MOCION, lo que ha derivado en EMOCIÓN. IN= EN. MOTION= MOVIMIENTO. O sea, EMOCIÓN= EN MOVIMIENTO. Lo podemos definir como la expresión de los sentimientos.


Básicamente son 5:
·         MIEDO
·         IRA
·         TRISTEZA
·         ALEGRÍA
·         ASCO
Su función es ni más ni menos que LA SUPERVIVENCIA.
1.    EL MIEDO, nos salvaguarda del riesgo y del peligro.
2.    LA IRA, nos hace agresivos, nos envalentona,  nos incita a atacar, muy útil para cazar cuando vivíamos en cavernas, por ejemplo.
3.    TRISTEZA, nos lleva a la introspección. Tras un trauma, nuestro cerebro necesita un tiempo para valorar los nuevos escenarios. Ejemplo, ante la pérdida de un ser querido, el cerebro necesita un tiempo para despedirse y para valorar cómo será la vida sin esa persona.
4.    ALEGRÍA, nos hace explotar, compartir con los demás, abrirnos, sentir que somos parte de un todo y queremos que ese todo se entere.
5.    ASCO, nos hace huir de aquello que no es apetecible, muy útil para no morir intoxicados.
Como decimos, las emociones son la expresión de los sentimientos, es decir, la PARTE FÍSICA de lo que sentimos, el cuerpo del sentimiento, siguiendo con la frase de Da Vinci: LAS EXPRESIONES DEL ALMA.
Los SENTI mientos… ¿Qué son y de dónde vienen? Tal y como lo escrito no es una errata, es un juego para ver su origen. Podríamos decir que los SENTI mientos, son hijos directos de las SENS saciones, y las sensaciones se producen gracias a los SENTIDOS. Reduciéndolo mucho y quitándole toda la literatura científica que estos conceptos puedan tener, yo me lo explico a mí mismo como si tuviera dos años y digo: EJEMPLO: Una mañana soleada de hace miles de años, X sale de su cueva para dar un paseo y recolectar algunas hierbas, ayer se pasó con la cena y no ha pasado buena noche. El paseo se presenta agradable. El sol aún no calienta demasiado, la humedad de hierba es agradable y huele fenomenal. Se SIENTE a gusto. Esas SENSACIONES le calman y esa calma le permite pensar en proyectos futuros e ilusiones, como por ejemplo, formar su propia familia, ya va teniendo edad. Concentrado en sus pensamientos y en la recolección de hierbas, de repente oye algo. No está seguro y necesita agudizar su OIDO. Todo su cuerpo queda quieto. Toda su atención está en esa dirección de donde parece que ha surgido una especie de rugido. Otro rugido, esta vez más cerca. Al poco sale un enorme jabalí con unos colmillos impresionantes. En ese momento X VE el monumental animal y percibe que su actitud no es amistosa. Suelta lo que lleva en las manos, estas se quedan frías. Si pudiera verse la cara la vería blanca como la leche. El corazón se dispara, tiene que trabajar rápido, el cerebro de X está mandando órdenes rápidas. Es necesario activar la alarma del MIEDO. Retirar la sangre de la cara y de las manos, no las necesita. Lo que necesita es toda la energía en las piernas para salir corriendo. Las nota muy calientes y tensas. Toda la sangre está ahí. Sale corriendo. El jabalí olisquea las hierbas que ha dejado caer. Se las come, también ha pasado mala noche y lo último que quiere es salir detrás de aquella criatura de cara blanca.
Es un buen ejercicio pensar una historieta para cada emoción, o ver la peli INSIDE OUT.


El MIEDO es la sensación que más nos paraliza y que más nos coarta. De hecho los nervios que pasamos instantes antes de entrar en una entrevista de trabajo, de entrar en la consulta del médico, de hablar con el jefe, que nos ha llamado, de explicar a un potencial cliente las extraordinarias cualidades de nuestro producto, son producto del MIEDO. Miedo al rechazo,  a no hacerlo bien, etc. Vale, vamos a simplificarlo todo otra vez. Generalmente tenemos miedo a LO DESCONOCIDO, luego la manera de superar el miedo a lo desconocido empezará por CONOCER. Hay muchas cosas que podemos hacer para CONOCER y paliar ese miedo. Algunos ejemplos en una entrevista de trabajo:
1.    Conocer muy bien mis cualidades, capacidades, habilidades, trabajos recientes importantes relacionados con el puesto que se ofrece, formación adecuada… o sea, conocer nuestro CV, mucha gente se preocupa por redactar un buen CV y una vez redactado, se olvidan de él y no vuelven a leerlo… HAY QUE SABÉRSELO DE MEMORIA!! Y si hay algo que no es del todo “verdad”, con más razón.
2.    CONOCER MIS MOTIVOS, ¿por qué quiero ese puesto? ¿qué motivos me llevaron a decidir presentarme a esta entrevista? Y NO VALE DECIR “porque necesito el trabajo”, “porque la cosa está muy mal”… eso son excusas, escudos que nos ponemos. Lo correcto es, por ejemplo, respuestas del tipo, es un trabajo que me gusta y sé que puedo hacer una buena labor o la empresa me gusta, está bien localizada, es bonita, parece que hay un buen ambiente… Estas respuestas nos llevarán a una buena actitud.
3.    Debo CONOCER la empresa que está haciendo esta selección de personal: ¿dónde está? ¿cómo son las instalaciones? Filosofía empresarial, equipo directivo, clientes o mercado al que se dirige… Y TODO LO QUE PUEDA DARME UNA IMAGEN LO MÁS CERCANA A LA REALIDAD DE LA EMPRESA. Tengo herramientas para ello, la más habitual: INTERNET. Google maps, web de la empresa, foros que hablen de la empresa… y, si puedo, un poco de trabajo de campo. Ya sería una pasada poder entrevistarnos a priori con algún trabajador de la empresa, cliente o acreedor.
4.    Elegir una indumentaria que me dé seguridad, eso ayuda y mucho.
5.    Saber cuáles son mis reacciones en estas circunstancias. Ejemplo. Me sudan las manos, un poco de talco puede ayudar. No tomo bebidas excitantes si sé que me voy a poner nervioso. Cuánta gente se toma un cortado antes de entrar a una entrevista… etc
6.    Esté o no nervioso debo RESPIRAR, calmar mi cuerpo y mi mente con la respiración. ARMONIZAR MENTE Y CUERPO.
7.    HAY QUE PREPARARSE. IGUAL QUE HACE UN ATLETA ANTES DE UNA PRUEBA, UN ESTUDIANTE ANTES DE UN EXÁMEN, UNA ACTOR ANTES DE LA FUNCIÓN…
Si una entrevista de trabajo es el primer paso para conseguir mis objetivos, debo prepararme bien. No dejar nada o casi nada al azar. Ya el mismo hecho de prepararme ayudará a calmarme y a ver las cosas con claridad y además, eso se nota. Se ve mucho quién se ha preparado la entrevista y quién viene a ver qué pasa. Hay que pensar que el empresario considera su empresa como su proyecto de vida y que, al contratarnos, dejará parte de ese proyecto vital en nuestras manos… ayudémosle a decidir y a que decida en nuestro favor, sea él o el entrevistador, da lo mismo. Una actriz o un actor no está igual de nervioso el primer ensayo que el último, en el último ya sabe qué tiene que hacer, se ha preparado durante semanas, el día del estreno estará de nuevo de los nervios, pero son otros nervios, no paralizan, al contrario, trabajan para él o para ella, a su favor. Al acabar, quizás digan a sus amistades, “Estaba nerviosísima” a lo que contestará su público “Uy, pues no se ha notado nada, has estado fantástica”. Claro, estaba preparada para ello.

Esa PREPARACIÓN también nos facilitará sortear lo IMPREVISTO. Si estoy preparado y calmado puedo incluso ver con antelación lo imprevisto, porque estoy en actitud de ESCUCHA ACTIVA. Debo tener y mantener la sensación de que estoy conduciendo la conversación. Quien conduce sabe que gran parte de la clave de una buena conducción está en la ANTELACIÓN. No confundir ANTELACIÓN con PRECIPITACIÓN. La antelación nos permite gestionar las reacciones propias y las de nuestro interlocutor. A eso lo llamo INICIATIVA. Este es un valor muy importante a la hora de ver nuestra idoneidad.
Esa escucha activa nos ayudará a despertar nuestra EMPATÍA. Un buen principio es pensar que el entrevistador no es nuestro enemigo, sino nuestro aliado. Si es bueno y hace las preguntas óptimamente nos ayuda a responder y nos da la oportunidad de darnos a conocer y exponer nuestras cualidades. No es un monstruo, es una persona, con sus problemas, sus ilusiones, sus opiniones… como todo el mundo. Un buen ejercicio es pensar “Si yo fuera entrevistador/a qué me preguntaría” Eso es ponerse en el lugar del otro. En el momento que podemos apreciar los sentimientos del otro, dejaremos de mirarnos el ombligo, lo que hace que nuestro campo de visión se reduzca y aumente nuestra joroba.
Esto nos vale para cualquier tipo de acción de comunicación, una entrevista de trabajo, una visita comercial, una reunión con un superior o con nuestro equipo, una visita al médico, al abogado, al funcionario de hacienda… Hablemos y hablemos correctamente, entre personas. Más aún si los interlocutores no nos conocemos. Nunca debemos olvidar el conmensurable poder de la PRIMERA IMPRESIÓN. Una sonrisa a tiempo, una pregunta a tiempo, una respuesta a tiempo… una buena capacidad de comunicación nos hace felices y nos acerca al éxito; y como decíamos al principio, todos nacemos con la capacidad de comunicarnos, que vamos aprendiendo a comunicarnos sobre la marcha, que es bueno cuidar esa capacidad, mimarla y asegurarla, encontrar nuestro propio estilo, nuestro propio carácter. Nunca es tarde para APRENDER A HACERLO MEJOR.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *