Sigueme por correo electrónico

jueves, 8 de junio de 2017

FORMAR vs INFORMAR

FELIZ DÍA DEL DOCENTE
NO ES LO MISMO FORMAR QUE INFORMAR
Los que me conocen saben que mi relación con la docencia es vocacional, tanto que me ha traído más de un problema, puesto que muchas veces la relación esfuerzo-beneficio no ha sido nada rentable y, además me ha quitado tiempo de otras actividades más sustanciosas a nivel económico. Por otra parte, tampoco he considerado que la docencia sea mi profesión (SÍ MI VOCACIÓN), yo soy actor y director escénico, gran amante de la vida y del ser humano y de todo lo que tiene que ver con nuestra presencia en esta bola azul. Ese amor me obliga a querer aprender cada vez más, mi curiosidad es grande, pero más lo es el impulso que me lleva a compartir lo que voy aprendiendo y descubriendo. Compartirlo con cautela, porque pienso que es una crueldad negar a cualquier persona la alegría inmensa que siento cuando descubro algo por mí mismo. Por eso creo que FORMAR e INFORMAR no es lo mismo, que ya lo sé, que no es lo mismo, ni se usa en los mismos contextos, pero sí que me vale este juego de palabras para expresar la impresión de que muchos sistemas docentes y muchos profesionales de la docencia se limitan a INFORMAR sin esa carga humana del que transmite, del que contagia conocimientos o contagia el hambre por conocer. En una época como esta, la información está en el aire, en la red, en todas partes… casi que no necesitamos a nadie que nos INFORME, ya tenemos al Dr Google para buscar esa información. Sin embargo, ahora más que nunca, creo que necesitamos a alguien que nos FORME. Esta reflexión me viene siempre por estas fechas, final de curso, exámenes finales, estrés, tensiones… ahora hay que correr para hacer todo lo que no hemos hecho durante el curso, todo eso que íbamos dejando para mañana.

Como hemos hecho en los anteriores artículos, vamos a buscar el significado exacto y su origen etimológico de ambas palabras: FORMAR e INFORMAR… ¿Os apetece?... A mí, sí.
FORMAR: según el dicc. RAE, tiene 9 acepciones. Entre ellas, las que nos interesan:
4. Preparar intelectualmente, moralmente y profesionalmente a una persona o grupo de personas.
ETIMOLOGÍA: del latín FORMARE = DAR FORMA.
INFORMAR: (7 acepciones): 1. Enterar o dar noticia de algo.
ETIMOLOGÍA: INFORMARE = DAR NOTICIAS.
Atendiendo a esto… bueno, hay diferencia. No es lo mismo DAR FORMA que notificar algo.
Desgraciadamente muchos se limitan a dar noticia de los conceptos, nada más. Otros preparan intelectualmente, pero se olvidan de la moral y de los aspectos profesionales, otros sólo cuentan anécdotas de su trayectoria o de lo grandes que eran cuando la gloria vivía con ellos… o cerca de ellos.
Para mí, FORMAR es DAR FORMA al futuro de las personas. TRANSFORMARLAS. Eso es lo que han conseguido los grandes maestros que han pasado por mi vida: no solo me han formado, sino que me han TRANSFORMADO. A estos maestros los llevo siempre en el corazón y en la cabeza cada vez que voy a dar una clase o una conferencia. A los que simplemente me han INFORMADO, simplemente les agradezco la información… pero el recuerdo que guardo de ellos no es importante.  FORMAR es COMUNICAR (PONER EN COMÚN, COMPARTIR), unos conocimientos, una metodología, pero sobre todo: UNA PASIÓN. Si como docente consigues que tu alumno o alumna se apasione por el tema, no lo dudes, objetivo conseguido, le has FORMADO, le has TRANSFORMADO. No vale solo con transmitir unos conocimientos, una información, explicar unos conceptos… hay que contagiar pasión y no todo el mundo está capacitado para ello.
Para enseñar no es suficiente ser bueno en tu materia (hay grandes profesionales que no son buenos maestros), sino saber transmitir, contagiar, contaminar, llenar, transformar… es más, algunos de mis maestros de interpretación eran malos actores, pero grandes apasionados por el teatro, personas que habían explorado la esencia del arte dramático, grandes conocedores, personas que habían dedicado su vida en explorar esos conocimientos y, por ello, habían desatendido su formación actoral. Y en otros ámbitos, igual. He conocido grandes maestros especialistas en ventas, por ejemplo, que no son buenos comerciantes, pero que han estudiado todo lo relativo a ello o han descubierto esas claves que hacen que una persona empatice con el cliente potencial.

La docencia, sobre todo artística, no puede ser usada nunca como una vía de vida si no tienes esa vocación de transformar, de compartir, de apasionar… Muchos se dedican a la docencia porque no tienen otro medio de subsistir, “Como no hay trabajo de actor, de director, etc, doy clases y por lo menos gano algo”, MUY LÍCITO, siempre y cuando no engañes a nadie, ni siquiera a ti mismo. Alguien que enseña por que sí, porque algo tiene que hacer, difícilmente está motivado y sin esa motivación, por muy buen profesional que seas, las circunstancias acabarán comiéndote como una manada de pirañas (¿manada o banco? No sé, me gusta más manada que banco) Y, sobre todo, no olvides nunca que los alumnos y alumnas que tienes, han puesto su futuro en tus manos, y eso es material muy delicado… NO SE PUEDE JUGAR CON EL FUTURO DE LAS PERSONAS.


Dejadme que aproveche el momento para contar la poesía de un gran encuentro. Un compañero de carrera mío, JUAN PRADO, y yo nos hemos embarcado en una aventura de FORMACIÓN. Cuando acabamos los estudios cada uno eligió un camino sin saber que, con el tiempo, los caminos se cruzarían o, al menos, se rozarían. Con toda su amabilidad, profesionalidad y muchas cosas más, me abrió las puertas de su casa: EL ATELIER DEL DRAMA, un CENTRO DE FORMACIÓN Y CREACIÓN. “¿Qué podemos hacer aquí?”, esa es la premisa, el impulso para crear algo que refleje y exprese nuestra visión de la formación, de la transformación y de la creación. Iremos informando de todo el proceso. Nuestra intención es congregar en ATELIER a los mejores profesionales, apasionados por la formación, y a toda aquella persona con hambre de aprender. En breve os presentaré en este blog y en mis RRSS el menú que estamos preparando para el curso 2017-2018. Muy pronto la mesa estará servida. ¿Vienes? TE ESPERAMOS. JUAN PRADO, J CARLES ROSELLÓ Y PABLO RICART

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *